Una crítica en miniatura

05/03/2017 | HISTORIA BONITA

Con el simple acto de la miniaturización y una muy bien pensada localización, el artista Isaac Cordal expande la imaginación de los peatones cuando encuentran sus esculturas en la calle. Una forma de arte urbano diferente pero que sin duda mantiene su esencia crítica del mundo moderno y la sociedad que nos envuelve, desde temas como el calentamiento global hasta contenidos más sobrios, retratando las estructuras sociales y rostros de la guerra.

“Las calles son la piel colectiva de la masa social que la habita”

Isaac traslada a las calles pequeños humanos atrapados en sus trajes y sus maletines enfrentados a situaciones de desconsuelo y de pobreza extrema, representados en pequeñas cárceles, enfrentados a duras realidades... Todo con un toque de humor e irreverencia.

Sus trabajos han podido encontrarse en Francia, Bélgica, Colombia, Estados Unidos, Londres y por supuesto en España al ser este su país de origen, específicamente en Barcelona, Málaga y Vigo.

“El arte urbano es de todos”

Su trabajo refleja el comportamiento que tenemos en masa, su arte intenta captar la atención a la devaluada relación que tenemos con el medio ambiente con una mirada crítica hacia los efectos colaterales de nuestra evolución como especie.

Los hombres y mujeres están suspendidos en poses que pueden tomar múltiples significados, las simpáticas figuras hacen fácil sentirse identificado y provocar una sonrisa en el observante, siempre manteniendo el instinto natural del ser humano por sobrevivir.

Una representación de nuestra absurda existencia y nuestros intentos fallidos de crear sociedades perfectas, cada una de estas anónimas esculturas contemplan la demolición y reconstrucción de todo lo que nos rodea.

Isaac nos invita a sumergirnos en el pequeño mundo de estos individuos y enriquecernos con sus vivencias. Puedes encontrar las pequeñas esculturas en muchos lugares inusuales y hacer zoom en este pequeño y absurdo mundo.

#FairSaturday

Más información

Isaac Cordal

Diario Sur

Bruzz